Preguntas a un docente que lucha

Etrevista a Néstor Correa

Etrevista a Néstor Correa

A casi dos meses de las multitudinarias marchas y paros en que docentes y estudiantes enfrentaron al gobierno de Mauricio Macri, al que acusaban de desfinanciar la educación pública. Consiguieron una victoria parcial. LaBrokenFace entrevistó a Néstor Correa, Secretario de DDHH de la Asociación Gremial Docente (AGD), el sindicato docente más combativo de la UBA, economista e histórico militante de la izquierda argentina. Mercantilización de la educación, burocratización de los sindicatos docentes, y los objetivos tanto del PRO como del kirchnerismo en esa área fueron algunos de los temas abordados.

Por Martín Paolucci. Ilustración: Martín Ulloa.

¿Qué objetivo pensás que tiene el PRO con respecto a la educación?

El gobierna apunta a profundizar el ahogo de la educación pública a través de la falta presupuesto y así favorecer un proceso que viene de gobiernos anteriores. Un fenómeno internacional de mercantilización educativa. La educación como medio para un fin determinado que es una mayor ganancia de las empresas trasnacionales.

¿Qué balance deja la lucha de este año contra el gobierno de Macri?

Yo creo que abre una esperanza a futuro. Esta lucha fue muy importante, y pese a que no obtuvo todo lo que pretendía, significó un avance. Creó las condiciones para lo que viene. No logramos el aumento salarial que nos correspondía pero se logró encender la chispa de los estudiantes. Hacía muchos años que no había marchas tan numerosas. Y no te olvides que los únicos que pueden impulsar la transformación de la universidad son los estudiantes. Sacar la universidad a la calle, las clases públicas, las marchas, esto le dio mucho vigor al Movimiento educativo. Exigir el boleto estudiantil gratuito y mayor presupuesto son las apuestas a futuro. Hay que ir a una nueva Reforma Universitaria, o mejor aún, a una Revolución Universitaria.

¿Y el gobierno anterior? ¿Que balance hacen sobre la inversión educativa realizada durante los 12 años de kirchnerismo?

Hay un relato sobre un crecimiento exponencial del presupuesto. Un aumento que fue real en cantidad de dinero, pero que, por ejemplo, no se compara con el aumento de la población. O a cuánto de lo recaudado por la AFIP representa ese dinero. Cuando uno compara esos números de manera objetiva va a notar que en el dinero asignado, de verdad, a la educación pública, la tendencia fue declinante año tras año.

Yendo a un debate más amplio. ¿A quién representan los “expertos” en Educación que asesoran a los gobiernos y aparecen seguido por televisión?

Ellos son, casi siempre, los voceros de dos organizaciones transnacionales. El Banco Mundial en las Américas y el “Proceso de Bolonia” en Europa. Los objetivos de estos organismos de crédito y educativos, son los de transformar la educación, tal como te dije antes, en una mercancía. La promoción de los cursos de Posgrado es un ejemplo de esto. Lo mismo la promoción de los títulos cortos pagos. Esto último es un perfecto ejemplo de la lógica mercantil, disfrazada de “progresista”, difundida por los voceros de estos grupos.

¿En que sentido “progresista?

En que muchos de estos voceros se presentan como reformistas de izquierda que apuntan a mejorar la educación pública. Hombres como Daniel Filmus, Juan Carlos Tedesco y Alberto Sileoni, los tres ministros de Educación del kirchnerismo, están vinculados a las organizaciones trasnacionales e intentaron promover la mercantilización educativa en sus gestiones.

Ellos son, casi siempre, los voceros de dos organizaciones transnacionales. El Banco Mundial en las Américas y el “Proceso de Bolonia” en Europa..

¿Cuál es la motivación detrás de la promoción de carreras cortas? ¿En qué beneficia a estas organizaciones?

Se argumenta que a través de los títulos cortos se logra aumentar exponencialmente la tasa de graduados. Pero lo que estos grupos y sus voceros, que han asesorado a todos los gobiernos, lo que no dicen es que hay poca tasa de graduados porque la gente tiene que trabajar y estudiar al mismo tiempo. Tampoco dicen que la escuela secundaria es tan precaria que cuando los jóvenes llegan a la Universidad el contenido los apabulla. En vez de ofrecer becas, proponen devaluar la formación profesional a través de cursos de dos años o tres años que en realidad sirven como un negocio privado. No se puede formar bien a alguien en tres años. Para ellos, más graduados representan más clientes. La educación pública, gratuita y de calidad es su enemigo a vencer.

Antes mencionaste la necesidad de una nueva Reforma Universitaria, ¿pensás que lo sucedido en la del ’18 puede marcar el camino a seguir para el movimiento educativo?

Por supuesto. Hay algo que no se suele decir cuando se habla de la Reforma, y es que sus líderes, estudiantes de clases medias o altas, comprendieron rápidamente que sin un vínculo con el movimiento obrero y la lucha social no se podía democratizar la universidad. Se dieron cuenta de que las transformaciones radicales o son integrales o no son. No se puede tener una educación democrática y de calidad en medio de la injusticia. A la larga o a la corta eso se derrumba y la Argentina es una muestra de ello. Creo que es el mejor legado que le queda a los estudiantes.

En vez de ofrecer becas, proponen devaluar la formación profesional a través de cursos de dos años o tres años que en realidad sirven como un negocio privado.

¿Cuáles son las fallas que no permitieron hasta ahora lograr esa nueva Reforma, considerando que aún tenemos La Ley de Educación Superior de Menem?

Creo que, principalmente, la fragmentación del cuerpo docente. El estudiantil es mucho más compacto a la hora de luchar. Esta fragmentación es por razones políticas, pero sobretodo por culpa de la cooptación por parte de los gobiernos. La Conadu Histórica es la única federación universitaria independiente, las demás dependen del Estado. Estas organizaciones nacieron de intervenciones estatales y otro tipo de acuerdos espurios. Gracias a la lucha hemos logrado que sindicatos encuadrados en estas organizaciones se vayan pasando de a poco a la nuestra. Tal es el caso de los docentes de San Luis y, en cualquier momento, los de Rosario. Algunas son simplemente burocráticas y otras,  directamente, aparatos delictuales que le roban a sus afiliados y transan siempre con el Estado. Grupos donde sólo están afiliados miembros de la casta política, casi sin representación real entre los docentes. El Estado coopta y deforma la representación. Cambian dinero para los sindicatos por subordinación.

¿Qué proponen la AGD y otros gremios afines en lo que respecta a la mejora de la Educación?

Creemos, para empezar, que hay que derogar La Ley de Educación Superior de Menem, hecha a medida de esos grupos que te mencioné antes. También triplicar el presupuesto educativo. Simplemente con cobrarle impuestos al capital financiero, al juego, y no pagar la deuda, esto se podría lograr tranquilamente. Es mentira que no hay dinero. Además, el Estado debe volver a ocuparse de financiar los centros educativos a nivel nacional, no como ahora que le dejan el gasto al libre arbitrio de cada provincia. Las provincias pobres tienen escuelas pobres y en Capital Federal hay escuelas ricas. Además, el financiamiento debe ser público y no para escuelas privadas como sucede hoy. Escuelas mayoritariamente confesionales. También queremos un fuerte plan de becas, entre muchas otras cosas por supuesto.

¿Qué piensan con respecto al actual modelo de gobierno universitario tripartito de estudiantes, docentes y graduados?

Consideramos que debe ser cambiado profundamente. Es un modelo que viene de la Reforma del ’18 y está absolutamente caduco. Primero, consideramos que de un tercio, la representación estudiantil tiene que pasar a ser de dos tercios. Esto es debido a que no puede ser que quienes representan la absoluta mayoría de la Universidad sean minoría a la hora de ser representados. Segundo, creemos que hay que anular el claustro de graduados, ya que tiene una lógica punteril donde desde los colegios de profesionales o el Estado, se los moviliza para votar a algún candidato del establishment universitario. El resto del año no se los consulta para nada. Estamos a favor que tengan voz, pero no puede ser que representen un tercio del gobierno. Finalmente, hay que tomar en cuenta a los trabajadores mal llamados no docentes. Quienes son discriminados por el actual sistema. Tienen que tener una representación más importante. Esto sólo para empezar.,

Finalmente, ¿qué enfoque piensan que debe tener la Educación a futuro? ¿qué proyecto tienen?

Creemos que hay que profundizar el enfoque científico y humanístico de esta. Todo lo contrario a lo que ha pasado estos últimos 12 años, donde provincias como Salta han reintroducido la educación religiosa. En lo que respecta a la gestión de los recursos, creemos que debe estar gestionado por un ámbito democrático en el que predominen los interesados. Las organizaciones barriales, los sindicatos docentes, las sociedades de fomento. Que quienes manden a sus hijos a estudiar puedan deliberar junto a los educadores que hacen con esos fondos. Tenemos que ir hacia una educación más democrática y de mejor calidad.

Martín Paolucci

Martín Paolucci

Es periodista, tallerista y (en algún futuro) escritor.Se especializa en política internacional. “El periodismo será literatura o no será nada”. Dirige cursos en el www.institutocaeg.com y colabora en cualquier lugar y formato en el que se lo permitan.
Martín Paolucci

Latest posts by Martín Paolucci (see all)

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Publicado por .

Comentarios