Las mejores series de la TV en el 2015

Todo en ese título puede ser puesto en entredicho ¿Esta lista refleja “lo mejor” de la televisión? 

Por Diego Labra. Ilustración: Groger Gutiérrez.

En mi humilde opinión si, pero el listado que sigue debajo no deja de estar confeccionado según mi propio criterio. Un criterio que no sólo orienta qué me parece mejor o peor, sino también qué miro y qué no. En honor de la transparencia periodística debo confesar que fuera de mi cronograma quedaron algunas series muy alabadas por la crítica yanki así como populares por estos pagos como House of Cards, Orange is The New Black y Better Call Saul. Este recorte no es malicioso sino necesario, cuando la cantidad de series de calidad que se producen es ingente en lo que en Estados Unidos se llama “la edad de oro de la televisión”. La cantidad de series de calidad queda reflejada en la terna de menciones honoríficas, casi tan grande como el top 10 principal.

Series 2015

Por otro lado se podría cuestionar si es esto es todo televisión. Muchas de las series acá desplegadas están disponibles en servicios de streaming, sea Netflix, Amazon, Crunchiroll, u otras plataformas que requieren de Internet. Sin embargo, parece que esta es la forma en que la gente verá ficción serializada en el futuro, así que es hora de aggiornar nuestros criterios. Al final de cada párrafo aclaro en que canal y plataforma se puede disfrutar la serie, aunque es bueno tener en cuenta que la mayoría de las temporadas están disponibles en formato DVD divididas usualmente por temporadas.

Sin más prolegómenos, esta son las series. Empezamos por aquellas que se quedaron afuera de la lista por una simple cuestión de espacio:

Game of Thrones

Probablemente la serie más popular del mundo, tuvo una buena quinta temporada con bastante controversia por sus escenas de violación así como por haber alcanzado lo escrito por Georg R. R. Martin, quien admitió que por primera vez la televisión superará lo publicado en los libros. HBO la transmite en simultáneo, y si tenés su plataforma digital HBO Go lo podés mirar cuando quieras.

Jessica Jones

Segunda serie de Marvel en su trato exclusivo con Netflix, que continua el giro oscuro y más “realista” de los superhéroes. Basado en el que a mi gusto es el mejor comic que salió de la prensa de Stan Lee, la serie no alcanza a mi parecer las alturas de su predecesora Daredevil, que se coló en el top 10. Sin embargo no deja de ser muy buena, sobre toda por introducir un personaje femenino complejo y lleno de grises, la protagonista Jessica Jones que no sólo escasea en el mundo de Marvel sino en la toda la TV. También aporta la que probablemente sea la primera escena de sexo entre superhéroes en llegar a la TV (en cine ya lo hizo Watchmen de Zack Snyder). Disponible en Netflix.

 One Punch Man

¿Se acuerdan cuando había que esperar años para ver un animé nuevo? Ahora plataformas como Crunchyroll te dejan ver la mayoría de las alrededor de cien series nuevas que se estrenan en Japón todos los años. La gran mayoría son malas, adaptaciones que sólo quieren publicitar el material del cual son adaptadas (mangas, videojuegos, novelas, etc.), pero cada tanto sale algo realmente innovador. Este año ese honor le corresponde a One Punch Man, una comedia de acción de animación soberbia que viene a probar que no todo esta hecho dentro del tan recurrido género de superhéroes. El éxito que esta teniendo en mercados internacionales hace que sea sólo cuestión de tiempo para que algún canal infantil lo traiga a la TV argentina

Adventure Time/Steven Universe

Dos dibujos animados, al adulto responsable le podrían parecer tontos y de diseño colorido para atraer a los infantes. Pero quien se disponga a verlas con dedicación se van a encontrar tanto con universos complejos y llenos de mitología a la altura de Tolkien o George Lucas, así como de enseñanzas humanas calidas y a veces transgresoras (recientemente se censuro escenas de románticas entre dos mujeres en su versión australiana). Ambos pueden verse en el canal infantil Cartoon Network.

 Historia de un Clan

El otro día lo vi a Ventura quejarse de que el público argentino prefiere las “latas importadas” a las novelas argentinas. Yo pensé para mis adentros que ese tipo no entendía nada de cómo cambió la televisión y el público en los últimos veinte años (Los Simuladores quedando como una excepción en los anales de la TV local). Los primeros minutos de Historia de un Clan prueban que alguien en la televisión argentina si entiende. Lejos del costumbrismo interminable de las tiras diarias y del melodrama condimentado con sexo de los unitarios de Pol-Ka, la serie arranca con una edición soberbia y construye una trama de acción y misterio donde hay lugar el drama familiar y el subtexto histórico que guiña a la complicidad cívica en el último golpe militar. Se emitió completa en Telefé, mismo canal que la esta repitiendo durante el verano.

Les Revenants

Excelente serie francesa sobre muertos vivos que cambia el gore por el existencialismo depresivo. En mi opinión, lo mejor producido para televisión sobre zombies (si, mejor que The Walking Dead). Aquí llegaron también la remake oficial norteamericana y otra serie que era “similar” en concepto (The Returned y Resurrection), pero la original no tiene competencia. Las actuaciones son apropiadamente tensas, y la banda sonora de Mogwai suma mucho clima. Después de tres años tras su primer temporada, la segunda tanda de capítulos por fin trae resolución al final abierto. Aquí se puede disfrutar mediante en HBO Go.

Ahora sí, el Top 10 propiamente dicho:

10 Mad Men

Final de una serie que quedará entre las mejores de todos los tiempos sin dudas, por atacar al corazón del sueño americano con tanta precisión como lirismo.  La última “media temporada” está a la altura de todo el resto de las aventuras de Don Draper, manteniendo el equilibrio perfecto entre lo temático y el desarrollo de personajes, proporcionando un desenlace que si no bombástico, si es perfecto. Si no está más alto en la lista es porque la decisión de separar la temporada final en dos años diferentes le sacó mucha fuerza a la emisión. A pesar de ser una producción del recientemente desembarcado canal AMC, en Argentina se puede disfrutar principalmente en los canales secundarios de HBO.

9 South Park

Como respuesta para todos aquellos fanáticos desencantados de Los Simpsons que piensan que ninguna serie puede durar tanto manteniendo la calidad, existe South Park. En su decimonoveno año entregaron una de sus mejores temporadas, trazando por primera ves una narrativa serializada en sus diez capítulos. Desde Kathyn Jenner a Donald Trump, pasando por la cultura de internet ISIS, nada queda fuera de la mira de Park y Stone quienes se dan el lujo no sólo de reírse sino de hacer pensar. Se puede ver por Comedy Central.

8 The Jinx

Un buen argumento para convencer a la gente que no todos los documentales son aburridos. Una investigación en seis capítulos sobre el excéntrico millonario y sospechoso de asesinato Robert Durst. Como un True Detective pero verídico, cada capitulo eleva la tensión y lo siniestro más de lo que podías creer. No digo más porque cualquier “spoiler” atenta contra el disfrute de la serie, y sobre todo no dejes que nadie te comente sobre el final, que es demoledor. Producción de HBO, buscalo en su grilla o en su plataforma HBO Go.

7 Daredevil

Primera serie de Marvel en su trato exclusivo con Netflix. Aprovechando la nueva plataforma llevan su mundo superheroico por otros carrilles, contando una historia de crimen y corrupción que imita decentemente al tono de The Wire. Gana mucho puntos por las muy buenas actuaciones (el casting es el punto fuerte del universo Marvel), escenas de acción intensas como la tan comentada pelea en el pasillo que cierra el segundo capítulo, y un villano que están o más interesante que el héroe. La trama terrenal y urbana es tan interesante que el punto bajo de la serie viene al final cuando por fin Daredevil se pone el traje. Disponible en Netflix.

6 Sense8

Esta es una serie que no verán en muchos top 10 de fin de año. Producto de la mente de los Wachowskis, dividió a la crítica tanto como toda su producción posterior a The Matrix. Enredada y compleja, te tira sin guía en el medio de una trama que toma tanto de los X-Men como de Lost ó el catálogo anterior de los creadores. Para empeorar la cosa es realmente innovadora al aprovechar la política de emisión de Netflix, que estrena la temporada completa, para construir antes que una serie de trece capítulos una película de trece horas. A quien este dispuesto a soportar la desorientación inicial y perdonar algunas inconsistencias en el guión, lo espera una serie trasgresora que envuelve una vocación progresista con respecto a género y política en acción caleidoscópica y escenarios exóticos.

5 The Leftovers

Si quién sigue mis recomendaciones se encuentra a menudo pensando en Lost, no es casualidad. Primero porque la influencia de esta serie en la televisión contemporánea no es señalada lo suficiente, y segundo porque yo soy uno de los que la defienden a capa y espada (si, incluso el final). De la mano de uno de los controversiales creadores de la serie de la isla y cultor de la narrativa ambigua, Damon Lindelof, llega una serie oscura acerca de un mundo donde de un día para el otro desaparece el 2% de la población. La primera temporada llevo el luto a niveles insospechados, y en su segundo año se superó a si mismo construyendo una narrativa sólida al nivel de lo mejor de la televisión en los últimos veinte años. Con una tercer y última temporada confirmada, es buen momento para ponerse al día. Repite regularmente en HBO. Ah, y para que se queden tranquilos, los escritores ya aclararon que nunca van a explicar nada.

4 The Americans

Una serie de la que no se habla mucho en Argentina. Sigue una pareja casada que aparentemente vive el sueño americano en los suburbios de Washington D.C. durante los ochenta de Reagan. Pero por debajo de esa fachada nos encontramos con dos espías de la KGB infiltrados en el corazón del gobierno yanki dispuestos a todo para defender la causa de la madre patria y el comunismo. Le sumas dos hijos que no saben el secreto de sus padres y el resultado es un drama familiar perfecto con impromptus del suspenso mejor construido en la televisión actual. Tanto Kerri Russell como Matthew Rhys y el reparto otorgan actuaciones dignas de premios aunque no se los den. El uso de una banda sonora apropiada a la década que retrata merece un elogio aparte. A pesar de ser una producción de FX, hasta donde he visto la única forma (legal) de ver la serie en nuestro país es mediante competidor de Netflix, Amazon Prime. Si les falta incentivo para pagar el servicio de video online, esperen un par de puestos más.

3 Show Me A Hero

Tercero se encuentra la miniserie de seis capítulos Show Me A Hero. La última obra maestra de David Simon, el genio detrás de la mejor serie de todos los tiempos llamada The Wire, aplica en una menor escala la misma proeza para combinar una narrativa de gran alcance social con historias intimas y humanas. Oscar Isaac, cuya carrera asciende meteóricamente, encabeza el gran elenco en la piel de un alcalde que tiene la nada grata tarea de construir por orden de un juez casas baratas para ciudadanos de bajos ingresos en un barrio residencial. Racismo, conflicto de clases y la mecánica misma de la política es visible en esta miniserie que no deja de Mostar todas y cada una de las caras del conflicto. De seguro esta rotando en la programación de HB, sobre todo porque Isaac acaba de ganar el Goldel Globe por su rol como Nick Wasicsko.

2 Transparent

Segunda temporada del drama familiar que retrata la transición del sexagenario profesor universitario Mort Pfefferman en Maura. La decisión de salir del closet agrega tensión a una familia ya conflictuada en una narrativa que le otorga igual de relevancia al derrotero de sus tres treintañeros y confundidos hijos.  Jeffrey Tambor como Maura la descose de tal manera que las credenciales de cualquier ceremonia de premios que no le de la estatuilla de mejor actor queda automáticamente imputadas. Por otra parte, las disputas familiares son retratadas con tanta humanidad y realismo tragicómico que el impulso por taparse los ojos es directamente proporcional a nuestro nivel de identificación con lo que pasa en la tele. Por animarse a presentar voces ausentes en la pantalla, y después darse el lujo de cuestionarlas para crear un dialogo complejo y lleno de grises, esta es una serie que nadie tiene que dejar de ver. Lamentablemente es la “serie insignia” del anteriormente mencionado Amazon Prime.

1 Fargo

Por ultimo, Fargo. En un año donde hay tantas series originales excelentes, parece capcioso poner en el primer lugar una adaptación de una película que tiene veinte años pero créanme que es así. Autoconclusiva, la temporada sólo esta atada por tenues lazos con la historia narrada el año pasado. Todos los elementos que justifican la marca de los hermanos Cohen están ahí: el crimen, el pueblo chico, el policía honesto, y un humor tan negro como absurdo. Súmale acción y suspenso creados magistralmente, un relato de época que dice tanto de los Estados Unidos en los años setenta como del mundo hoy y la posibilidad de que aliens estuviesen involucrados y tenemos una serie ganadora. Brilla entero todo el elenco, con nombres que extrañaría ver en lo más alto de una marquesina de un cine. Si hay que señalar un destacado sería Kirsten Dunst, escapando por fin del infierno de las comedias románticas sonsas para hacer de una mujer atrapada en una vida mundana cuya crisis de la mitad de la vida la lleva a lugares que nunca pensó habitar. El hecho que sólo sea necesario ver los diez capítulos de la segunda temporada para disfrutar toda la historia definitivamente le suma atractivo a la propuesta. Otra producción de FX, hasta donde se no se puede ver en nuestro país en la tele, pero no puedo creer que esta joya este escondida demasiado tiempo antes que el mismo FX u otro canal la emita.

} else {

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Publicado por .

Comentarios