“El fracking es chuparle los últimos jugos a la tierra”

Fracking

“El fracking es chuparle los últimos jugos a la tierra”

Enrique Viale es fundador de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas, miembro de Plataforma 2012 y defensor de la energías renovable. En esta entrevista a LBF aclara puntos oscuros detrás del fracking que se utilizará en Vaca Muerta.

Por Federico Millenaar y Alan Ulacia. Ilustraciones: Groger Gutierrez

Muchos dicen que la reconversión de la matriz energética hacia las energías renovables, desde el punto de vista económico, es una utopía. ¿Cuál es tu opinión?

No es cierto. Con la elección de los hidrocarburos “no convencionales” se consolida el peor de los caminos, sin posibilidad alguna de empezar a buscar opciones diferentes. Es posible ir saliendo gradualmente de los hidrocarburos pero hay que tomar la decisión política. Pero justamente lo que se está haciendo acá es lo contrario. No es cierto lo de los costos, ya que el de los hidrocarburos es enorme, por eso se necesitan inversiones tan grandes. Lo que las energías alternativas no tienen es la especulación financiera que hay detrás de los “no convencionales”. La energía alternativas también son menos concentradas, es decir, las ganancias están más dispersas, al contrario de los hidrocarburos. Por eso no tienen el lobby, tanto económico como científico, que tienen atrás los hidrocarburos y que mantiene la ilusión de que no existe otra salida, que cualquier otra cosa es imposible. Nosotros sabemos que es posible: con lo que cuesta un pozo de fracking se pueden poner seis aerogeneradores, los pozos proveen de energía por seis o siete años mientras que los otros por treinta. Hay un análisis del ingeniero en petróleo Eduardo D´Elía  que hizo un análisis comparativo.

Si es rentable, ¿por qué no lo implementan los países desarrollados?

Hay una visión economicista de que el mercado puede resolver todo, que si una cosa es rentable es mejor. Entonces, primero esto no es cierto. Segundo, tenemos que ver todo lo que hay detrás de los hidrocarburos, porque hay una especulación financiera enorme, que va más allá de lo que ganen con la extracción. La venta de activos, de acciones, etc, que generan ganancias millonarias para mucha gente antes de cavar 10 centímetros. Esto es defendido por grandes lobbystas que instalan mitos, uno de ellos es que no hay otra salida. También tienen sus científicos, que alimentan estos mitos.

El fracking es nocivo; podes poner mil expertos mirando y va a contaminar igual.

Uno de los argumentos para defender el acuerdo entre YPF y Chevron es que ayudaría a salir de la actual “crisis energética”

Nosotros decimos que es una visión “eldoradista”, por el famoso “El Dorado”, donde un hay un “descubrimiento” que nos va a salvar a todos. Pero esa es la típica historia de Latinoamérica, un capítulo más de “Las Venas Abiertas” (de Eduardo Galeano). Siempre la región ha vivido con esa ilusión de que un descubrimiento “nos va a salvar”. En Argentina ahora es Vaca Muerta, mientras que en otros países es otra cosa. Pero la verdad es que eso nunca llega y se consolida un esquema asimétrico donde seguimos siendo exportadores de naturaleza, con los costos sociales y ambientales afrontados por nosotros. Sin embargo, termina siendo un commodity más. Chevron no tiene como intención fomentar el desarrollo del país.

¿YPF no influiría en otra dirección?

Pareciera que no. Eligieron el peor camino con la peor empresa.

Chevron dice que el daño ambiental lo hizo Texaco, empresa a la cual compraron

Son personas jurídicas que tienen continuidad. Sería como decir que lo hicieron los operarios de antes pero los de ahora no lo harían. Además, decir eso es faltarle el respeto a la justicia de Ecuador, que la condenó a pagar 19 mil millones de dólares.

¿Cómo se enmarca el fallo favorable a Chevron de la Corte Suprema de Argentina?

Ese fallo en realidad lo que hace es rechazar una medida cautelar, es decir que la cuestión de fondo sigue. Yo lo cuestiono mucho ese fallo, pero no dice que Chevron no contaminó sino que se basa en rigorismos procesales para darle una mano al Gobierno. La cuestión de fondo no tiene discusión en la Justicia argentina porque es una sentencia firme sin más apelaciones después de un juicio de 16 años en Ecuador. Chevron es una empresa prófuga.

Hay quienes dicen que lo que hizo Texaco se relaciona con otro “clima de época” ya que en los `80 las empresas norteamericanas no rendían cuentas a nadie en Latinoamérica, pero ahora sí

Nosotros seguimos mucho el tema de la minería y eso también se dice mucho: “Esas cosas se hacían hace 30 años pero ahora ya no”. Dentro de 30 años nos van a decir lo mismo. Yo tengo miedo de que dentro de 30 años estemos buscando a Chevron en otros países. Nosotros elegimos a la empresa con la mayor condena ambiental de la historia para utilizar el peor método de extracción, que es el fracking. En Ecuador contaminó 500 mil hectáreas e hizo desaparecer a tres pueblos indígenas. Se podría encuadrar como un delito de lesa humanidad según el Tratado de Roma.

Enrique Viale

Enrique Viale, abogado ambientalista

¿Ustedes plantean directamente no explotar las reservar de “no convencionales” o explotarlas y usar las ganancias para desarrollar la energías renovables?

Algunos plantean cómo financiar la transición. Algunos de los autores plantean hacerlos con la explotación de los “no convencionales”. Pero se puede hacer también con el petróleo convencional. Nosotros planteamos que no hay que explotar los hidrocarburos “no convencionales”, por lo menos por diez años hasta que se investigue más.

Muchos especialistas aseguran que, si se efectúan los controles, el fracking no es más peligroso que otras actividades industriales. Una de las razones sería la gran profundidad de los pozos

No es cierto eso igual, la profundidad en Vaca Muerta no es homogénea, hay partes a 600 metros. Es un mito que están tratando de instalar. Chevron ahora está poniendo mucho dinero en los medios y en las redes sociales para instalar el mito de que el juicio en Ecuador fue fraudulento. Nosotros también hemos hablado con geólogos, el saber científico no lo tienen sólo ellos. Porque sino parece que de un lado son fanáticos ambientalistas y del otro están los científicos. Otro de los mitos que tratan de instalar es que va a haber mucho control. Igual que con la megaminería, la técnica es nociva; podes poner mil expertos mirando y va a contaminar igual. Controlar esa cantidad de metros para abajo, sin que nada se rompa, es imposible, y ellos lo saben.

La reutilización del agua dentro de la industria del petróleo es otro mito

Sino no se entiende que tengan tantos permisos de uso de agua, tantos camiones cisterna, tantos acueductos construidos especialmente. Es mínima la parte que se puede reutilizar.

Si descentralizás la fuente de energía le estás sacando el monopolio a alguien que se está llenando de dinero

Los estados provinciales no tienen tampoco un gran historial a la hora de controlar a las empresas

Por supuesto que no. Y no tienen un buen historial ni siquiera controlando las explotaciones tradicionales, que supuestamente es la técnica más conocida. Hay mucha contaminación en la Patagonia. Yo creo que esto va a traer mayores conflictos que la mega minería. Por ejemplo, la Justicia de Neuquén es absolutamente adicta al poder político y económico del momento. Neuquén tiene una familia que controla la provincia hace 50 años, los Sapag. A los legisladores les están haciendo firmar un acuerdo que no pueden leer, es una cosa vergonzosa. Además se está violando el convenio 169 de la OIT, que habla del consentimiento libre, previo e informado de los Mapuche sobre lo que se va a hacer en sus tierras.

Obama dijo que con esta técnica había hidrocarburos para 100 años más

El fracking viene a sostener el mito del crecimiento ilimitado. Esto es chuparle los últimos jugos a la tierra. Es la última frontera para mantener esa ilusión del capitalismo. Va en el mismo sentido que la megaminería, la soja transgénica. No se cuestiona la visión extractivista, no se piensa en un modelo alternativo.

¿Cuál es plan para el avance de las energías renovables en un contexto mundial capitalista y para un país subdesarrollado como Argentina?

Lo primero que hay que pensar es “energía para qué y para quién”. En nuestro país entre tres mineras consumen la energía de Atucha I, una sola empresa como Aluar consume tanto gas como el que importamos de Bolivia, la Alumbrera consume la misma energía que toda la provincia de Catamarca. Eso es algo que hay que pensar. Otra cosa es poder salir de esas verdades hegemónicas, por ejemplo, poder descentralizar la fuente de energía, pero le estás sacando ese monopolio a alguien que se está llenando de dinero. También hay que saber llevar la transición, no es de un día para otro. Por ejemplo, Alemania, aunque no estoy diciendo que son el ejemplo a seguir, tiene un 50% de su energía renovable.

¿Ya se pueden ver efectos negativos en los pocos pozos de fracking que funcionan?

Hace poco hubo un temblor en Las Heras, Santa Cruz, por primera vez en la historia, cerca de tres pozos nuevos de fracking. Un sismo en un lugar donde nunca en la vida hubo un sismo. La contaminación de acuíferos no la podemos conocer todavía porque son muy nuevos. Lo que sí hay también es apropiación de territorio, porque en un principio se utilizan cientos de camiones. Además esos pozos quedan así y ¿cuánto soportan?

Lea también:

Federico Millenaar
Sígueme en

Federico Millenaar

Politólogo y maestrando en Periodismo, autor y fundador en LaBrokenface.
Federico Millenaar
Sígueme en
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Publicado por .

Comentarios

3 Comentarios

en ““El fracking es chuparle los últimos jugos a la tierra”